Menu

Las mejores técnicas para tatuar


Los tatuajes han existido a lo largo de la historia de la humanidad y en todo tipo de culturas y civilizaciones. Surgiendo generalmente asociados a expresiones religiosas, míticas o espirituales, llegaron a nuestra época moderna primero como marca de pertenencia a algún grupo específico dentro de la sociedad y popularizándose luego como una marca de identidad personal, conjuntamente con la valorización y refinación de la habilidad de tatuar, que alcanzó el rango de arte.

Esta habilidad consta del manejo de una determinada técnica que se utiliza para introducir la tinta debajo de la piel, estas técnicas también han ido evolucionando en el tiempo y variando de acuerdo al lugar en el que se llevan a cabo. A continuación, les hablaremos sobre 5 técnicas para tatuar que se utilizan actualmente o se han utilizado.

Técnica occidental

Esta técnica sería la más tradicional y predecesora de las técnicas utilizadas actualmente. Para ella se utiliza una máquina de tatuar, diseñada en Inglaterra poco después de la Revolución Industrial y patentada a finales del siglo diecinueve, en la que una aguja inserta en un tubo de metal se sumerge en un recipiente con la tinta y luego se mueve hacía adelante y atrás mediante un pedal. Se utiliza una sola aguja para dibujar las lineas principales del diseño y varias agujas que alcanzan distinta profundidad en la epidermis para el sombreado.

Técnica japonesa

No es sorpresa que una cultura tan rica, antigua y milenaria como la japonesa posea su propia técnica para tatuar. Esta técnica denominada Tebori, se ha derivado en cierta medida de la técnica tradicional, pero es mucho más artesanal. Se utilizan cañas de bambú dentro de las cuales se incorporan varias agujas y el funcionamiento es similar al de la máquina pero con el mecanismo accionado a mano. Quizás requiere mayor habilidad del dibujante para maniobrar las agujas y al mismo tiempo mojarlas en la tinta.

Técnica samoana

Este conjunto de islas del Pacífico también posee una técnica propia. Utilizan básicamente dos instrumentos de mano hechos de madera; uno en cuya punta poseé pequeños huesos formando un rastrillo y otro que sirve para golpear al anterior a modo de martillo, mientras se encuentra apoyado sobre la piel. Para formar el dibujo, el artista debe ir moviendo el primer instrumento y se necesitan asistentes para mantener la piel tensa mientras el dibujante hace su trabajo.

Antigua técnica tailandesa

La herramienta utilizada antiguamente en Tailandia para hacer tatuajes es muy similar a la utilizada por los occidentales. Consiste en un largo tubo con una barra de punta fina que se desliza. También el artista debe sujetar con su mano la piel para que se mantenga firme y utilizar la otra para mojar la herramienta con la tinta. Esta técnica se utilizó en Tailandia para dibijar motivos religiosos vinculados al Busdismo.

Técnica moderna

Una máquina de impresión simple fue patentada por Thomas Edison en 1876 y esto tuvo mucho que ver con la aparición de la máquina de tatuar moderna. En 1891, el artista Samuel O’Reilly modificó esta máquina  en lo que resultó la maquina de tatuar que conocemos hoy en día. Es un instrumento de acero  con agujas que pueden perforar la piel en una frecuencia que varía de 50 a 3.000 veces por minuto. Realiza un movimiento hacia arriba y abajo para perforar la epidermis a distintas profundidades e inyectar partículas de tinta de entre 0.6 y 2.2 milímetros. Actualmente, la máquina para tatuar es eléctrica, vertical y, como todos saben, las posibilidades de dibujos o diseños son casi infinitas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *